Disfagia orofaríngea, el trastorno de la deglución

La disfagia es una afección que dificulta la deglución de alimentos tanto sólidos como líquidos. Se trata de una enfermedad subyacente del esófago o de los órganos vecinos del esófago, que puede ser debida a reflujo gastro-esofágico.

Disfagia orofaríngea

La debilitación de los músculos de la garganta provoca molestias y dificultad al comenzar a tragar los alimentos de la boca a la garganta y al esófago. Esta afectación puede producir arcadas o tos al intentar tragar, o hasta incluso sentir que los alimentos, tanto sólidos como los líquidos, bajan por la tráquea o suben por la nariz, lo cual puede provocar riesgos de infecciones respiratorias.

Las causas de la disfagia orofaríngea pueden estar relacionadas por transtornos neurológicos, como la distrofia muscular o la enfermedad de Parkinson, así como por daños cerebrovasculares. Algunos tratamientos oncológicos contra el cáncer también pueden ocasionar dificultad para tragar.

Síntomas de la disfagia

  • Molestias o dolor al tragar (odinofagia).
  • Imposibilidad de tragar.
  • Expulsión de los alimentos en la boca o rechazo con la lengua.
  • Sensación de atasco de los alimentos en la garganta.
  • Babeo
  • Inadecuado cierre labial.
  • Regreso de los alimentos a la boca (regurgitación).
  • Acidez estomacal
  • Presencia de residuos de alimento en la boca o lengua.
  • Atragantamiento
  • Tos o arcadas al tragar.
  • Tener que cortar los alimentos en trozos más pequeños o evitar determinados alimentos debido a los problemas para tragar.

Consulta con tu otorrino en Figueres si sueles tener dificultad para tragar o en caso de que la disfagia esté acompañada de adelgazamiento, regurgitación o vómitos.

Fuente. Mayo Clinic
Foto de personas creado por freepik – www.freepik.es